¿Niñxs autónomxs o independientes?

Es muy dependiente de ti! Te tiene como chupete, va a ser un mamon, no te deja hacer nada…. frases que hieren e impactan en la salud mental materna y específicamente en la autopercepcion de tu autoestima y eficacia como mamá.
Si, porque cuando le dices eso a una mamá (puede ser a un papá pero es menos común) afectas su autoestima.
La incontinencia verbal ante el moralismo de cómo criar es una falta de madurez en la adultez tremendamente común.
Pero me quiero detener en esto de lo negativo de la dependencia de lxs niñxs con nosotrxs.
¿Es lo mismo autonomía que independencia? NO y rotundo NO.
Nacemos tremendamente inmaduros e incapaces de sobrevivir solos. De adultos seguimos durmiendo en compañía, buscamos estar en pareja o tener relaciones significativas: somos seres INTERdependientes.
La cultura de la últimos 200 años impone un modelo de falsa libertad a la mamá en donde cortar tempranamente el contacto físico con su bebé lo hará más independiente, pero la evidencia en cerebro infantil y vínculos demuestra contundentemente justamente lo contrario: alejar a los niños antes de que estén preparados, hacerlo abruptamente o sin respeto a sus necesidades emocionales/evolutivas madurativas y psicosociales, repercute en que continúen de adolescentes y adultos constantemente buscando ese vínculo incondicional que no le brindó su figura de apego principal. Son adultos mas ansiosos, más dependientes de la pareja, drogas, tabaco, alcohol, amistades, etc.
Por tanto, podemos entender que la libertad no es la separación física del otro, es un estado mental emocional que viene justamente de tener bases seguras en toda la primera infancia (0 a 7 años).

La autonomía a diferencia de la independencia es un proceso lento, que va de a poco y de acuerdo a la edad y madurez del niñx. Es esperable que cualquier niñx sea dependiente de sus figuras de apego, y también que vaya adquiriendo mayor autonomía a medida que crece sintiéndose segurx. Un bebe no es capaz de tolerar la separación con su cuidador ni por un instante, pero a medida que va creciendo estos tiempos de tolerancia van siendo cada vez mayores. Cuando esto no pasa, esx niñx no ha experienciado los niveles de seguridad suficientes por parte de su ma/papá. Antes de los 3 años los niños pasan por varios subes y bajas en su autonomía que son llamadas crisis de angustia de separación. En cada pick (que se suele dar a los 7-8 meses de edad, 1 año, 1 año y medio, 2 años y la última a veces a los 3 años) manifiestan más deseo de estar cerca, que no te vayas o alejes, que duerman juntxs, etc. Cuando uno justamente responde empaticamente a esas necesidades de manera consistente, el/la niñx realmente puede sentir que el mundo es seguro y es desde ese lugar emocional que se lanza a conquistar un nuevo hito de autonomía.

Por lo tanto, cuando sientas que tu bebe/niñx está dependiendo más de ti, tienes la opción de responder a esas necesidades y ayudar a su autonomía y seguridad; o seguir bajo el viejo paradigma y contribuir a más futuros adultos que se sienten poco mirados, cobijados y seguros fuera del regazo de Ma/papá.
No hay medias tintas cuando uno se siente realmente amado.

Comparte en tus redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on reddit

Si tienes alguna pregunta respecto a un taller, tomar una hora o solamente escribir, llena el formulario de contacto o escribenos a contacto@psicologiayflores.cl

0
    0
    Tu Carrito
    Tu Carro esta vacioVolver a la tienda
    Ir arriba